Brownie de Biochoc

Brownie de Biochoc – Crema de cacao con AOVE

¿Os apetece una merienda fácil y rápida?

En pleno curso escolar los más pequeños necesitan más energía que el resto del año y que mejor que con esta receta de Brownie de Biochoc. Presta especial atención a este receta tan sencilla con la que disfrutarán los más pequeños y los “no” tan pequeños de la casa. Esta receta es especial, ya que es sin gluten, sin leche de vaca y sin huevo, pero mejor aún, también puede ser sin alérgenos (exceptuando el Biochoc de sésamo y avellanas). La gama de Biochoc, 100% ecológicos,  son cremas de cacao para untar. Elaboradas con AOVE propio, producido en nuestra finca “Los Bermejales” en Sevilla.

¡Elige el Biochoc que más te gusta y manos a la obra!

Para esta sencilla receta solo necesitaras:

  • 200g de tu Biochoc favorito (encuéntralo aquí)
  • Un molde cuadrado de 15 x 15 cm
  • 100g de galletas (sin gluten, sin leche de vaca y sin alérgenos)
  • 2 plátanos muy maduros
  • Para decorar: azúcar glás, fideos de chocolate o una capa de Biochoc crema de cacao

 Una vez reunido los ingredientes, empezamos con la elaboración de nuestra merienda.

  1. Introducimos las galletas enteras en una pequeña bolsa de plástico y empezamos a golpear las galletas con un rodillo o una maza de mortero de madera, hasta triturarlas o dejarlas en trozos muy pequeños dándole una textura más crujiente (como más te gustes).

También puedes estirar la bolsa sobre una superficie plana y con el rodillo de amasar, puedes pasarlo por encima, desmenuzando completamente las galletas. De esta forma si te sobran galletas podrás guardarlas para que no se reblandezcan.

  1. Aplastamos los plátanos muy maduros hasta conseguir una crema o un puré, podemos utilizar un tenedor o un utensilio de concina.
  2. Ponemos en un bol nuestro Biochoc favorito, le añadimos la crema de plátano y las galletas molidas. Mezclamos bien hasta que la mezcla quede uniforme.
  3. Una vez hecha la mezcla, la vertemos en un molde, nosotros utilizaremos uno de 15x15cm (no demasiado grande, para que tenga un buen grosor) y la extendemos sin dejar ningún lado con menos cantidad de masa.
  4. Dejamos reposar toda la noche en el frigorífico. Al día siguiente la superficie estará seca, pero el interior quedará muy jugoso. Si prefieres que el interior sea menos jugoso, dasmolda el Brownie y déjalo reposar de nuevo unas horas más (al gusto).
  5. Una vez secado al gusto, espolvoreamos el azúcar glás, fideos de chocolate o extendemos una capa de crema de cacao Biochoc al gusto. Puedes darle un toque de sabor con las cremas de cacao de menta, naranja, bayas goji, sésamo* o avellanas*. (*contienen trazas de frutos secos).

 

Empieza a disfrutar de tus Brownies de Biochoc ¡Están deliciosos!

 

Consigue tu sabor favorito de Biochoc crema de cacao con AOVE