5 Claves para una cena navideña sostenible

Os dejamos las claves para que tus cenas navideñas sean más sostenibles y deliciosas

En estas fechas tan señaladas también podemos gozar de una deliciosa cena navideña más sostenible. La cadena alimentaria causa un 60% de la pérdida de la biodiversidad, el 90% de las razas autóctonas y gran parte de los cultivos locales están en riesgo de desaparecer. Por otro lado, el gran consumo de pescado hace que más de la mitad sea importado de caladeros del Atlántico o del Índico. Esto contribuye a la sobrepesca en terceros países, la mayoría con economías de subsistencia y aumentando la huella de carbono.

Por lo tanto, los productos adquiridos en cadenas largas de distribución, viajan una media de 5000 kilómetros. Aumentando las emisiones, beneficiando a la gran distribución y perjudicando a las producciones locales.

Actualmente, existen buenas prácticas de distribución y consumo que no perjudican ni el entorno ni la económica. Estos alimentos son los que os vamos a recomendar para las comidas y cenas navideñas de estas fiestas:

Productos de cercanía

Productos de cercanía potenciando la productividad local y evitando emisiones derivadas de las cadenas logísticas. Ganadería local, pescado fresco de pequeños barcos pesqueros o frutas y verduras locales ofrecen una oferta cercana, de la temporada y deliciosa. Podemos encontrarlo en mercados, tiendas de barrio o pueblos.

Verduras y frutas

Frutas y verduras de temporada y si además son cultivadas con criterios agroecológicos mejor. Esta opción además de favorecer lo anterior mencionado, estos alimentos tienen mantienen su punto óptimo de nutrientes y sabor. Esto es debido a que la cosecha se realiza en su punto óptimo sin adelantar su recolección. De este modo se reduce la necesidad de refrigeración para su maduración y conservación.

Carne

Reducir el consumo de carne es un paso más hacia la sostenibilidad. Podemos encontrar productos de ganadería agroecológica de cercanía vinculada a los mercados locales. Esta ganadería no es alimentada con soja transgénica y utilizan de forma responsable los antibióticos, nunca de forma preventiva.

Pescado y marisco

También podemos reducir el consumo de pescado. Por otro lado, si es tu mejor opción, te recomendamos que sea fresco, de cercanía y pescado de forma sostenible (sin utilizar pesca de arrastre). Podemos decantarnos por especies menos conocidas, ya que serán las menos explotadas y son igual o más sabrosas. Toda la información debe facilitarla la pescadería dónde lo compres, ya que es un derecho del consumidor: especie, procedencia y método de pesca.

Por otro lado, el gran consumo de langostinos en estas fechas hace que España sea el principal importador de langostinos Panaeus. Esto genera grandes impactos ambientales como la destrucción de manglares y estuarios. Además, de generar pobreza en poblaciones locales.

Alimentos sin plástico

Finalmente, lo ideal es comprar productos frescos y de cercanía a granel, evitando productos envasados en plástico. Podemos utilizar envases reutilizables o biodegradables.

 

 

You may also like

Leave a comment