Consejos para crear hábitos de estudio

9 Consejos para crear hábitos de estudio

Hoy os dejamos consejos para crear hábitos de estudio para los más pequeños de la casa. A partir de los 6 años, nuestros pequeños experimentan un gran cambio en el colegio. Con la entrada a primaria, empiezan los deberes y exámenes, es entonces, cuando hay que empezar a crear unos hábitos de estudio de tal forma de suavizar el cambio y adaptación a mayor volumen de información para aprender. Además, crear unos buenos hábitos de estudio, nos aseguran el éxito académico en el futuro.

Consejos para crear hábitos de estudio

Zona de estudio

Para empezar unos buenos hábitos de estudio, en primer lugar, debemos preparar una zona dónde puedan estudiar. Habitualmente se destina una parte de su propia habitación. Sería suficiente con colocar una mesa y una silla.

En el caso de no poder ser en su habitación, es recomendable elegir una zona que invite al estudio, tranquila y que siempre esté disponible.

 

Busca el momento adecuado

Lo habitual es después de la merienda o antes de jugar. Los expertos recomiendan hacer los deberes antes de una actividad agradable para ellos, de esta forma, evitamos que asocien la idea de estudiar con un «castigo».

 

Tiempo necesario

Por otro lado, el tiempo de estudio dependerá del volumen de deberes que tenga en el día, pero debemos tener en cuenta ciertos límites. Lo ideal sería empezar con periodos cortos, de 10 a 15 minutos, he ir aumentando a lo largo del curso. No debería superar los 50 minutos durante el primer año de escuela.

Finalmente, si nuestro pequeño no es capaz de terminar sus tareas a tiempo, deberíamos trabajar los requisitos previos para mejorar su eficacia.

 

Constancia

Debemos crear una constancia para crear esos hábitos de estudio. Lo ideal sería dedicar más o menos tiempo a los deberes o estudios, pero de forma diaria. Si no dispone de deberes algún día, podemos dedicarlo a refuerzo de lo que esta estudiando en ese tiempo.

 

Evitar distracciones

Los niños se distraen con facilidad, por lo que es conveniente que en el momento de estudio no haya distracciones. Debemos mantener el televisor o radio apagados y dejar al margen cualquier tipo de juego.

Esta parte es fundamental para que los pequeños se concentren y puedan acabar antes sus deberes. De esta forma se frustrarán menos y el resultado tendrá mayor calidad.

 

Planificar los deberes

No solo debemos centrarnos en el tiempo que se dedica a esta actividad, sino que también es importante la organización. Debemos enseñarles a estudiar, organizar y planificar. De esta forma, podrá hacer sus deberes en menos tiempo, ya que, aprovechará mejor cada minuto.

 

Dividir tareas complejas

Cuando las tareas son más complejas, a los pequeños les cuesta visualizar el final de la tarea, lo que puede provocar frustración. Para motivarles, podemos dividir la tarea en pequeños pasos.

 

Reconocer su esfuerzo

No se trata de hacerle ningún regalo material, sino de recompensar su esfuerzo. Unas palabras será suficiente para que se sienta motivado a volver a hacerlo al día siguiente. También es ideal dedicarle unas palabras cuando la tarea es más larga y costosa, ayudándolo así a seguir adelante.

 

Apóyalo en sus primeros pasos

Hasta que se instaure el hábito de estudio, lo ideal es sentarte con él en la mesa hasta que termine los deberes. Poco a poco, debes ir dándole más autonomía.

 

You may also like

Leave a comment