Aceite de Coco

Usos del Aceite de Coco

Cuidados de la salud

El aceite de coco ya sea aplicado sobre la piel o sea ingerido, proporciona una gran cantidad de beneficios. A nivel cutáneo es humectante, por lo que mantiene la hidratación de la piel. Repara los pies agrietados, alivia la irritación de oídos por la sequedad del oído externo, ayuda a la cicatrización y a la reducción de manchas producidas por el sol. Su composición ayuda a curar las quemaduras del sol y mejora las irritaciones de la piel. También sirve para reparar las cutículas y fortalecer las uñas. La mejor aplicación es con la piel húmeda, porque favorece su absorción, así que lo mejor es ponérselo después de la ducha.

Uno de los beneficios que aportan sus ácidos grasos, es que al regular el colesterol, favorece la circulación sanguínea, haciendo que el aceite de coco sea ideal para masajes. La activación de la circulación a su vez evita la aparición de venas varicosas y reduce las que ya están.

El aceite de coco es apto para todo tipo de pieles, por lo que también puede aplicarse en los bebés. Sirve tanto para hidratar como para cuidar su piel, además de ser muy útil para eliminar la capa de seborrea típica de la cabeza de los bebés. Para la mamá en periodos de lactancia, ayuda a prevenir la formación de grietas en el pezón y alivia las irritaciones.

A nivel de salud bucal, gracias a sus propiedades antibacterianas mantienen la salud de los dientes y previenen la aparición de caries. Aplicar el aceite de coco en los dientes directamente, ayudará a la mineralización dental y mantendrá la dentadura blanca, cuidando a la vez de las encías.

You may also like

2 comments

Leave a comment