aceite de lavanda para masajes

Aceite de lavanda para masajes

El aceite de lavanda es uno de los más usuales en cosmética. Hoy os enseñamos a hacer un aceite de lavanda para masajes. Lo principal para este tipo de masajes es lubricar la piel para facilitar la fricción en el masaje.

Este aceite de lavanda, además de aportar hidratación, añade ciertos principios activos específicos.

 

¿Qué  ingredientes que necesitamos?

 

 

Con estas cantidades obtendremos unos 300 ml de aceite de lavanda para masajes. La lavanda en aceite esencial con sus propiedades antiinflamatorias y drenantes hace que este aceite para masajes sea genial. Además, sus demás propiedades sedantes y analgésicas son muy beneficiosas también ya que te inducirá en un estado de relajación.

Recomendamos utilizar el aceite de almendras como portador ya que es muy fácil de repartir por la piel. Además es ideal para añadirle principios activos y aromas. El aceite de rosa mosqueta también tiene su función. Como ya hemos hablado en anteriores entradas del blog la rosa mosqueta, además de hidratar, ayuda a regenerar tejidos. Además actua sobre las manchas de la piel.

 

¿Cómo lo preparamos?

 

A los 180 gramos de aceite de almendras le añadimos los 120 gramos de aceite de rosa mosqueta. Removemos para homogeneizar la mezcla.

Una vez hecho esto, añadimos 12 gotas de aceite esencial de lavanda, que supone el principio activo del aceite de masaje.

Añadiremos también los 3 gramos de vitamina E, para que el preparado dure más tiempo. Esto se debe a que la vitamina E es un antioxidante natural, y de esta forma nos aseguraremos de que el aceite dure mejor en buen estado.

Por último llenaremos tres botecitos de 100 ml cada una. Recomendamos que las guardéis en lugares secos y sin luz solar.

Si tienes más ideas de aceites de masajes con otros principios o aceites cuéntanoslo en Facebook, Instagram y twitter.

También puede interesar

Dejar un comentario