Equinácea, propiedades y beneficios de esta planta medicinal

¿Qué es la equinácea?

La equinácea, Echinacea purpurea, Echinacea angustifolia y Echinacea pallida, es una planta medicinal originaria de América del norte donde ya era utilizada por las poblaciones nativas dentro de su medicina popular para mantener y recuperar la salud.

Aunque esta planta es conocida por su uso en el resfriado o catarro y en la gripe por mejorar las defensas, la equinácea tiene más aplicaciones: reduce la fiebre, cuida la salud de dientes y encías, combate la Candida albicans y mejora los casos de fatiga.

La equinácea pertenece a la familia botánica Asteraceae, igual que otras plantas medicinales como la Árnica, la Manzanilla, la Stevia, el Cardo Mariano, la Caléndula o flor de difunto, y hortalizas como la Alcachofa o Alcaucil y la Lechuga.

En este artículo conocerás las propiedades y qué acción medicinal tiene, los beneficios y para qué sirve esta planta, cómo se prepara y toma, y por último, cuáles son las contraindicaciones y cuándo no se debe tomar.

Propiedades

Los principios activos como la quercitina y la rutina (ambos flavonoides), ácidos fenólicos libres, glucoproteínas, polisacáridos o aceite esencial con borneol, son algunos de los compuestos que otorgan a la equinácea de sus propiedades medicinales.

Estos componentes activos poseen acción:

  • Inmunoestimulante
  • Antibacteriana
  • Antiviral
  • Antitusiva
  • Cicatrizante
  • Antiinflamatoria
  • Febrífuga
  • Antifúngica
  • Antimigrañosa

¿Para qué sirve? Beneficios

— Te puede ayudar a mitigar los síntomas y a acelerar la recuperación en casos de resfriados o catarros y gripes.

— Para la otitis o infección de oído puede ser de ayuda.

— Se emplea en casos de infecciones de las vías respiratorias.

— Combate el dolor de cabeza.

— Puede ser útil contra las infecciones del tracto urinario.

— La equinácea se usa para sinusitis y otras dolencias del aparato respiratorio como bronquitis.

— Tradicionalmente se ha empleado para combatir la fatiga

— Es beneficiosa en caso de dolor de garganta y tos.

— Haciendo enjuagues bucales podemos mejorar nuestra salud bucodental.

— Reduce la fiebre.

— Esta planta medicinal puede ayudar a combatir la infección por cándida.

— La equinácea facilita la regeneración de los tejidos y la cicatrización de las heridas.

— Aplicada sobre externamente, la equinácea puede mejorar heridas y problemas de piel como psoriasis y eccema.

— También se utiliza la equinácea de manera tópica (externa) para los casos de picaduras de insectos y mordeduras de serpientes.

— Puede ser útil aplicada externamente para combatir los casos de acné.

Cómo se prepara y toma

Con fines medicinales se utilizan las raíces y las sumidades floridas principalmente.

La equinácea la podemos preparar mayormente de dos maneras:

  • Infusión de equinácea: se pone 1 cucharadita de planta seca,  se añade 200 ml de agua, se tapa y se deja reposar entre 4 y 6 minutos. Después se cuela y se bebe poco a poco cuando ya no esté tan caliente.
  • Tintura de equinácea: es una manera muy práctica de tener siempre a mano las propiedades de la equinácea y se toma muy fácilmente, sólo hay que diluirla en agua.

Hay dos maneras de utilizarla:

  • Uso interno: se prepara en infusión con una cucharadita de la planta seca y 200 ml de agua muy caliente. Se deja reposar 5 minutos, se cuela y se bebe. Además de la infusión, también podemos realizar tintura de equinácea. Es muy práctica porque de esta manera tenemos siempre disponible sus propiedades, ya que, la tintura nos dura un año. Te dejo el enlace a mi artículo para saber cómo triturarla.
  • Uso externo: puedes prepararla en infusión y aplicarla con una gasa limpia sobre la zona a tratar, como si fuera un tónico.

.

Contraindicaciones

Las plantas medicinales se deben tomar bajo la supervisión de un herborista, el/la experto/a en plantas medicinales y bajo supervisión médica. En base a tu historial médico, a tus patologías y tratamientos y en función de tus necesidades te podrán indicar en qué dosis, durante cuánto tiempo y de qué manera es mejor que tomes (o no) la equinácea.

En general, el consumo de equinácea está desaconsejado para algunos casos:

  • No se aconseja tomarla durante más de 8 semanas seguidas.
  • No es seguro el consumo de la equinácea durante el embarazo y lactancia
  • Está contraindicado su uso en personas con enfermedades autoinmunes
  • Personas con problemas de hígado
  • En personas con diabetes, al poder causar hipoglucemia
  • No se debe usar en menores de 12 años

Fuente: https://www.ecoagricultor.com

También puede interesar

Dejar un comentario