mascarillas_naturales_aceites_esenciales_aceites_vegetales_arcilla_miel_productos_naturales_BIO_ECO_ecologico_bio_betica_biobetica

Mascarillas naturales

 

En el post de hoy vamos a hablar sobre cómo hacer mascarillas naturales, una opción económica y mucho más saludable para tu piel.

Coincidimos en que las mascarillas industriales son muy prácticas ya que vienen preparadas y no tienes que perder tiempo en hacerlas, pero ¿Sabemos qué precio pagamos por esta comodidad?

Este tipo de mascarillas contienen muchas sustancias químicas, aditivos y conservantes que penetran en nuestra piel y organismo a cada uso. Hoy os vamos a contar cómo hacer mascarillas naturales que mejorarán el aspecto de tu piel. Además puedes prepararlas de manera que se ajusten totalmente a tus necesidades.

 

Comenzamos en primer lugar por la base de la mascarilla.

Hay distintas opciones dependiendo de tus necesidades concretas:

  • Base de arcilla: Será el primer ingrediente que tengas que preparar. Mezcla una cucharada sopera de arcilla (en polvo) con agua. Si es agua de mar o una infusión de plantas mucho mejor.
  • Frutas: Si la base es de frutas, tendrás que batirlas y colocarlas en un recipiente y mezclar con el resto de ingredientes.
  • Yogur: Debido a su textura puedes utilizarlo incluso solo. Si quieres mezclarlo con arcilla o frutas prepara primero estas dos para después mezclarlas con el yogur.

 

Después puedes añadir una serie de elementos que mejoren la textura y propiedades de la mascarilla:

  • Miel: Es necesario añadir una cucharada pequeña de miel en agua caliente. Una vez disuelta mezclar con la base.
  • Algas, huevo batido, etc.
  • Aceites vegetales: Son muy recomendados para mascarillas faciales. Una vez preparados todos los ingredientes añade una cucharada sopera del aceite vegetal. Si quieres saber cual se ajusta más a ti lee este post sobre aceites vegetales en cosmética natural.
  • Aceites esenciales: Es muy importante conocer las propiedades de cada uno. Son magníficos para mejorar arrugas, acné, retención de líquidos, calmar pieles sensibles, etc. Es recomendable añadir unas gotas (entre 3 y 5) en total. Añadir siempre al final.

 

Si quieres saber más sobre aceites esenciales cuéntanoslo en Facebook, Instagram o Twitter y haremos un post sobre ello.

 

 

También puede interesar

Dejar un comentario