Croquetas de espinacas y champiñones con AOVE boletus

 

Ya sabéis que los martes son siempre martes de receta y este martes toca receta vegana. Hoy os traemos estas croquetas veganas de espinacas y champiñones con AOVE condimentado de boletus. La preparación es un poquito más lenta que otras recetas por eso vamos a poner los ingredientes para preparar una gran cantidad de masa.

 

Ingredientes que necesitamos

  • 120 gr de espinacas
  • 6 champiñones (que equivalgan más o menos a 160 gr)
  • 1 Zanahoria
  • 1 Cebolla mediana (120 gr)
  • Perejil (15 hojas aproximadamente)
  • Una cucharada pequeña de ajo en polvo
  • Cucharada y media de sal
  • Vaso y medio de cuscús integran ya cocido
  • Un litro de leche de avena
  • 100 gramos de harina de trigo

 

Para el rebozado necesitarás:

  • 60 gramos de harina de garbanzos
  • Pan rallado

 

A continuación pasamos a la preparación en primer lugar del cuscús integral:

Ponemos a hervir un vaso y medio de agua y añadimos un chorro de aceite de oliva condimentado con boletus y sal. Cuando ya esté hirviendo apagamos el fuego y añadimos el cuscús. Removemos y dejamos reposar durante unos 10 minutos.

Para la preparación de las croquetas cortamos la zanahoria en láminas y se hierven con las espinacas durante unos 15 minutos aproximadamente. Cuando estén listo escurrimos bien. Cortamos también la cebolla y los champiñones en trozos pequeños y rehogamos en una sarten con aceite de oliva condimentado con boletus. También añadimos una pizca de sal y ajo en polvo. Cuando dore, apartamos del fuego y trituramos junto con la zanahoria y la espinaca. Toda esa mezcla triturada se pone en una sarten grande y añadimos el vaso y medio de cuscús cocido.

 

Por otro lado, la harina y la leche de avena se mezclan perfectamente y añadimos a la sarten junto con una cucharada de sal. A fuego medio removemos hasta que la masa empiece a despegarse de la sarten. Una vez en este punto aguantamos otros 5 minutos y retiramos del fuego. Tiene que estar un poco espesa.

 

Para sustituir el huevo, mezclamos 60 gr de harina de garbanzos con los 120 ml de agua. Debe tener la consistencia de un huevo batido. Cuando la masa esté fría, le damos forma y las rebozamos. Por último las freímos y ya estarían listas para comer.

 

Si te gusta la receta y la pruebas no olvides etiquetarnos en Facebook, Twitter o Instagram.