aceite esencial de lavanda

Propiedades y usos del aceite esencial de lavanda

En el post de hoy vamos a hablar sobre las propiedades y usos del aceite esencial de lavanda. Este aceite es uno de los más conocidos en todo el mundo. Esto se debe al agradable aroma que desprende y a sus propiedades medicinales. Entre ellas la más conocida de sus propiedades es el efecto calmante.
Además no es irritante para la piel, por lo que puede utilizarse sobre la misma. Si bien es cierto que es aconsejable (tanto para el aceite de lavanda como para cualquier aceite esencial) diluir unas gotas en aceite vegetal (argán, oliva, coco, jojoba…) y aplicar en la zona interna del codo. Así comprobaremos que ese aceite en concreto no produzca ninguna reacción alérgica.

 

Dentro de sus propiedades podemos encontrar:

  • Propiedades antibacterianas y antimicóticas. Es conocida por su capacidad para combatir virus y bacterias.
  • Es calmante, es decir, facilita el sueño, relaja los músculos y es excelente para la ansiedad y el estrés. De hecho sus efectos son parecidos a la paroxetina y al lorazepam, aunque eso sí, sin efectos secundarios
  • Es cicatrizante de heridas y quemaduras. Si además eres de los que sufren picaduras de insectos, puede mejorarlas notablemente.
  • En cosmética es muy utilizado para el acné y la dermatitis.

 

  • Además mitiga el dolor y la inflamación en afecciones dermatológicas, musculares o contusiones.

 

Pero ¿Cómo usar el aceite esencial de lavanda?

Para aliviar el estrés y mejorar el estado de ánimo: Es muy interesante echar una gota o dos en un difusor. Funciona muy bien colocándolo media hora antes de dormir, para que el olor se expanda por toda la habitación y te ayude a conciliar el sueño. También puede utilizarse en diferentes estancias de la casa. Otra forma de utilizarlo es aplicar un poquito detrás de las orejas.

Para las quemaduras: mezclar entre 3 y 5 gotas en media cucharada de aceite de coco y colocar en la quemadura usando los dedos o un algodón limpio.

Para hacer perfume: En una botellita con spray puedes añadir 2 gotas del aceite esencial de lavanda y media taza de agua. Agítalo y tendrás un perfume sin ningún químico.

Como ambientador: De la misma forma que el perfume solo que su uso es diferente. Recomendamos utilizarlo sobre las sábanas antes de dormir, para que cuando te acuestes tengas el olor presente y te ayude a dormir. También rociar un poco las toallas con esta mezcla y así al salir de la ducha tendrás unas toallas perfumadas que transmitirán el olor a tu cuerpo.

 

Si conoces más usos del aceite esencial de lavanda cuéntanoslo en Facebook, Instagram o Twitter.

 

Aceite de lavanda

También puede interesar

Dejar un comentario