Se propone designar el mar Mediterráneo como área de control de emisiones (MedECA)

Se propone designar el mar Mediterráneo como área de control de emisiones (MedECA)

Todos los países mediterráneos y la Unión Europea han presentado la propuesta a la Organización Marítima Internacional (OMI)

Los países mediterráneos y la UE han presentado a la Organización Marítima Internacional (OMI) una propuesta para denominar el mar Mediterráneo como área de control de emisiones (ECA) de óxido de azufre. La propuesta se presentará en la 78ª reunión del Comité de Protección del Medio marino (MEPC) prevista para junio de este año. Las organizaciones ambientales tratan de impulsar el establecimiento de un Área de Control de Emisiones en el Mediterráneo desde 2015.

Sönke Diesener, experto en transporte marítimo de la organización alemana NABU. Felicita a las organizaciones por optar por mejorar la calidad del aire para salvar vidas y proteger el medio ambiente. Además, insta a los estados miembros a trasladarlo al MEPC79 en diciembre de 2022 para que la aprobación entre en vigor en 2025.

 

Experiencia previa

La experiencia previa implementada en el Norte de Europa, Norteamérica y el Caribe demuestran de forma contundente los impactos positivos con mejoras importantes de la calidad del aire local, mientras que los estudios no encontraron perturbaciones económicas, ningún cambio modal y ningún problema importante en cuanto al suministro de combustible compatible.

 

Convenio de Barcelona (COP22)

En la pasada reunión del Convenio de Barcelona (COP22) del 2021, se acordó presentar una propuesta para la designación del mar Mediterráneo como zona de control de emisiones (ECA) para prevenir, reducir y controlar las emisiones de óxido de azufre (SOX) y partículas (PM) de los barcos. Reflejado todo en el Convenio Internacional para la prevención de la contaminación por los barcos (MARPOL).

También se refleja la designación de la propuesta de ECA Med SOx necesaria para proteger la salud pública y el medio ambiente en el mar Mediterráneo, las aguas regionales y las costas, y en las comunidades de los estados costeros mediterráneos reduciendo la exposición a niveles nocivos de contaminación atmosférica derivada de estas emisiones… proporciona beneficios adicionales necesarios más allá de los proporcionados por la implementación de los estándares mundiales de calidad del combustible, en particular el límite global de azufre del 0,5 %…

 

La carga en el transporte marítimo internacional es pequeña en comparación con las mejoras en la calidad del aire, las reducciones de la mortalidad prematura y las incidencias sanitarias asociadas con esta contaminación del aire, y los otros beneficios para el medio ambiente… reducirá significativamente las emisiones de los barcos y aportará beneficios sustanciales a grandes segmentos de la población, así como a los ecosistemas marinos y terrestres.

 

La contaminación atmosférica de los barcos no solo se produce a los puertos y costas mediterráneos, sino que también se transporta a centenares de kilómetros tierra adentro. Cuando las personas respiran este aire contaminado, su salud se ve afectada negativamente, provocando una pérdida de productividad a causa del aumento de enfermedades, hospitalizaciones e incluso muertes prematuras. En la región mediterránea, 507 millones de personas viven en zonas con contaminación atmosférica a niveles que superan los respectivos estándares nacionales de calidad del aire ambiental y/o niveles insalubres segundos la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Leer propuesta

También puede interesar

Dejar un comentario